Skip to main content
0

Aquí os enseño mi manera de hacer el modelo de Pendientes gatitos. Hechos a mano.

Se trata de hacer un diseño a lápiz, realizar una fotocopia y pegarla sobre una lámina de plata.

Después esa lámina de plata se recorta a mano con una sierra para metales manual, se lima  y se lija  por todos los lados.

Una vez tenemos la silueta del gatito en plata ya recortada, se le  suelda un perno de plata roscado y se mete en ácido sulfúrico para limpiarlo todo bien.

Ahora ya tenemos el pendiente del gatito soldado y súper limpio,  en este momento pasamos a esmaltarlo.

Se coge esmalte molido del color a elegir, en este caso negro, con un pincel o bisturí, aplicamos el esmalte sobre la pieza de plata, con mucho cuidado y esmero, procurando que todo el esmalte quede nivelado para que después de cocido,  no presente grumos  ni relieves que sean desagradables a la vista ni al tacto.

Para nivelarlo bien, damos unos golpecitos en un lateral de la pieza y podremos comprobar dónde queda más esmalte acumulado y donde no queda nada.

Rellenamos los huecos vacíos con una ínfima cantidad de esmalte, para no pasarnos.

Esta pieza, la metemos al horno, previamente calentado hasta la temperatura de 800º Centígrados.

Mantendremos la pieza en el horno durante aproximadamente diez minutos a esa temperatura, para no pasarnos de tiempo, ni quedarnos cortos. Utilizo temporizador, así evito que el esmalte se queme si se pasa de tiempo.

Puede ocurrir que se quede arrugado y no se extienda bien, si no llega al tiempo o la temperatura adecuada.  Con el temporizador todo es más fácil y concreto.

Sacamos la pieza y la dejamos enfriar, el esmalte brillará intensamente, incluso antes de pulirlo.

Después, abrillantamos la pieza, bien en pulidora  o en bombo de pulido.

Y con este ultimo proceso ya tenemos terminados los Pendientes Gatitos hechos a mano.

Piezas totalmente artesanales.

Rosa Higuero

 

Dejar un comentario